9 de enero de 2007

Otra improbable línea de mi incierta huella.

La gente me parece una estridencia. Sus voces salen de parlantes rotos. Hay una saturación innata en sus actos. Todo lo dicen con desmesura; alegrías, tristezas, lo que comen, y hasta su silencio es un chisporroteo nervioso de minúsculos gestos, es el crujiente y eléctrico gestar de un rayo próximo, el que rajará mi cielo de atormentada calma.

Evito los encuentros como quien evita una indigestión. Dosifico las relaciones, las elijo y las hago un lujo. Pretendo gente exquisita. Prefiero paladear vidas nutritivas.

Celo mi soledad porque ella soy. Y vivir como si algo fuera, con un comportamiento de manual, con el trazado de la costumbre ajena, con las emociones de juguete de una infancia muerta, no es lo mío; es un ultraje a lo que soy, a mi nada.

Nací sabiendo. Desaprender es lo que hago de mi vida. Con una desconfianza ondulante mareo y ahogo a la gente. Se cansan de patalear en mi mar de sospechas. No hay tabla para aferrarse. El naufragio fue hace mucho, antes de que yo existiese y antes de sí mismo, incluso. No pensar es una forma de respirar. No sentir, una de sobrevivir.

El tiempo y sus consecuencias son la ilusión que la desesperación teje sobre el todo posible, dando una sola y triste dirección, y así la araña teje una hermosa red, solo para comer. A veces creo que no voy a morir solo porque lo deseo, porque la imaginación es el tiempo de todas la cosas.

Yo habito universos insospechados. Y los esfuerzos de la física cuántica o de la termodinámica, como el abrazo de un gran amor, no son más que vanos intentos de comprender lo que soy: politemporalidad espacial, poliespacialidad temporal, el etcétera de la nada, los puntos suspensivos de una frase que nadie dijo.

9 comentarios:

microcosmos dijo...

a veces creo que es en la imaginación donde no cabe otra cosa más que desmesura.

(pd. es cómodo decir 'cosa' en este blog. se entiende, no?)

Alex dijo...

blogger no me deja comentar, así que te pego acá la opinión y cuando deje de cantar error en la página de tus comments, lo dejaré allí: "te había dicho, mucho menos torpemente que ahora, que a veces ésa es la única forma de buscarse.
Que a veces ese entretener para que me dejen a solas con mi dolor habla de una autosuficiencia inconducente, porque a veces necesito que alguien sí me asista en mi dolor y me haga reir a mí.
Me encantó el post y el comment anterior era más claro. Este lo escribí en primera persona porque no alcanzo a vislumbrar cuánto de tu experiencia personal tiñe estas palabras, entonces opino desde el compartir este texto, porque más de una vez me sentí así"


Diego este es el comment que escribí en mi blog para tu post anterior, y lo pongo en el nuevo porque no pude acceder a los comentarios del anterior.

Por el post actual: como siempre, me sacudís, sobre todo con el final. Si vos sos los puntos suspensivos de una frase que nadie dijo, una frase dicha no alcanza entonces a significarte.

singular dijo...

Y esto es el colmo, y lo escribo porque nosé, porque quizás yo sola lo entiendo, pero ahora, que quisiera no recordarlo, leo su nombre en todas las malditas partes.Como en el comentario que me precede. como en la visión nublada que tengo ahora.
Iba a escribir otra cosa y no eso.
Iba a decirte que entiendo. Entiendo de lo que leo que es mìo, de que la gente no kstdgudggfdgd, la gente no nos ve, no me dejan, sin embargo, èl que no es gente, si me dejó.No quiero forzar encuentros, no me interesa rodearme de nada, evito los que acechan a mi soledad, a mi segundo nombre.
Siento que estoy siendo confusa, lo siento.

ele dijo...

No tengo nada que aclarar a este escrito. Las opiniones están de más. No hay comentario posible; solo una sonrisa gigante de complicidad.
No palabras, los silencios pueden decir mucho más.
Y sabés que entiendo cada idea dicha, y las no dichas aún más.

Me voy por un tiempo, y voy a extrañarte. Cuando vuelvo te cuento todo todo así me retás un poco.
Te quiero genio. Un beso de sol brasilero.

ele dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Mikaelina dijo...

Diego, vengo entrando y estoy completamente abrumada por tu lenguaje exquisito (rae: de singular y extraordinaria calidad, primor o gusto en su especie).

Comento lo que pones en tu presentación: puedes, y tienes algún talento. Eso sí, morirte te morís lo mismo.

Del post adoré la frase "Celo mi soledad porque ella soy", me toca.

DudaDesnuda dijo...

Ya lo dijo la Filósofa Argentina Susanita: "Amo la humanidad. Lo que me revienta es la gente."

Besos solitarios

Victoria dijo...

LOS PRIMEROS 4 PÀRRAFOS FUERON TB MÌOS.
COMO CUANDO A ALGUNOS PASA,
CUANDO AGRADAN, SIENTEN DE ALGO TANTO;
SUCEDIÈNDOLES DESEO DE ELLO,
POSEERLO;
ASÌ SENTI A MI, DE VOS.


EXQUISITO ESCRITO
ÑAM FRI*

Melu dijo...

Sólo puedo decir que uno cela aquello que siente puede perder.

Si celas tu soledad porque ello sos... no tenes miedo acaso de perderte en esa maraña de almas estridentes que naufragan en aquella desconfianza y exigen su entrada al universo del silencio que crees que habitas?

Mas preguntas sin necesidad de respuestas...

Saludos !

Comentario al post que hiciste en mi blog: (Las críticas siempre son bienvenidas Diego, pretendan o no ser destructivas porque nada puede destruir un espíritu si él sabe donde encontrarse..)