12 de octubre de 2010

Anti carta de amor.

Tu papada, como buche de pelícano, me sugiere al solo engullir como método alimenticio, y también, tal vez, alguna preferencia sexual. Sea como fuere, ya como depósito de semen, ya como basural de comida, tu cuerpo, y la glotonería libidinosa de tu mirada, me espantan como pocas mujeres lo han hecho. Te mataría, lo juro, si no fuese por el mayúsculo desagrado de verte sin vida.

3 comentarios:

Aldous Lape dijo...

hermoso !

v dijo...

coincido.

Diego dijo...

Estamos todos de acuerdo.