6 de octubre de 2006

Nada.

Ya no espero a las cosas
porque sé que han de partir,
cuando vienen las recibo,
cuando se van las dejo ir.

El abrazo es la tragedia
que nos agrada padecer,
por un instante nos mentimos
que uno hemos de ser.

El sufrir nada enseña,
uno se obstina en saber,
la respuesta siempre es la misma,
un consuelo para el ser.

Por la necesidad de un sentido
batallan sentimiento y razón,
de su lucha emerge la poesía,
mostrando profunda desesperación.

3 comentarios:

very yonqui dijo...

nada...

y en realidad tuve tantas imagenes al leerlo que me voy pensando que poner...

Anónimo dijo...

"....los hombres grises somos, ante todo, cómodos: creemos que tenemos algún talento, que somos mejores solo por ser."

aún no leí el blog, pero esa frase ya me provocó complicidad.....

saludos, L.

Stampy dijo...

Somos infimos en un universo tan grande y todo en nuestro pequeño mundo del Ser.. Hay tanto dentro nuestro que busca Ser en algún momento. Espera porque le demos forma, de comprensión, de enseñanza, de algo.. Solo que es dificil darle lugar..muchas veces no se cómo...

Gracias..