17 de noviembre de 2006

Victoria, nunca mía.

Lo intentó. Me miró con ojos de papel. Me dio la oportunidad de escribir su destino en presente continuo. Las miradas llenas de vacío son mi debilidad. Sobre ellas me inclino y escribo cualquier barbaridad. Luego empiezo a tachar. Me invade la angustia de saber que nada se puede terminar, que la muerte llega antes de cualquier final. Entonces cambio, rabioso, con ansias de inmortalidad, buscando la manera de escribirla eterna, de que no sea una fugacidad. El que haya infinitas historias me debería enseñar que ninguna debe perdurar. Pero yo no voy a transar con un universo tan desleal, que se atreve a crear una criatura original, a modelarla con belleza singular, para luego barrerla como a una más. A ella no te la vas a llevar. Entonces borroneo y vuelvo empezar. Y vuelvo a borronear. Y vuelvo a empezar. Y vuelvo a borronear. Y vuelvo a empezar. Y mi texto se vuelve ilegible. Y sus ojos comienzan a arder. Y lágrimas justas corren la tinta de mis desvaríos literarios.

6 comentarios:

La Maga dijo...

Me gusto mucho este post, no podria agregar nada, me quedo con lo leìdo.

saludos

ele dijo...

Estás patriota hoy? Digo....por tanto AR.....

jajaa
es que sshhhhhhh..no soy genial, tenía que demostrarlo.....

Ahora sí, muy bueno Diego. Pero la eternidad es imposible, ese fue el error, y por eso los borrones. Escribite en presente siempre.

besos, Lo.



P.D.: QUE GRANDE ESTE DIEGUITO!!!!
P.D.: yo te avisé........:)

ele dijo...

Ahora que la mañana me pone melancólica, te leo de nuevo y entiendo. La lucha contra el ¿destino?, que borra cual agua en la orilla todo lo que escribimos, ese afán de guardarnos historias, aún cuando sabemos que ya son anécdotas de nuestra vida. Porque insistimos en revivir muertos? O de mantenerlos vivos mientras agonizan?

Nuevamente me encuentro entre tus letras como anciano en la vereda de su barrio; a gusto, entendiendo y creyendo que entiendo. y también con frío. Ese frío que sentís cuando descubrís que en realidad la locura no era más que una lúcidez extrema.




Ufff...sabías que tus textos son caleidoscópicos? Si los miro de la izquierda... :), pero si los miro de la derecha......:(...y por encima.........:|.............s entendió? nah, después te explico.
besos de sábado, de mí trabajando y del resto del mundo durmiendo.

Flor dijo...

Siento que cuando te leo, no tengo que agregar nada. Pero algo tengo que decir, porque así está hecho el mundo.
Pero no sé que decirte, porque si te lo digo capaz no es tan importante y arruino todo un escrito...
Algo asi...

Sabés que esta parte: ¨Pero yo no voy a transar con un universo tan desleal, que se atreve a crear una criatura original, a modelarla con belleza singular, para luego barrerla como a una más. A ella no te la vas a llevar¨ me gustó muchísimo. En el momento en el que la leí me hizo cosita en el pecho, una sensación bastante rara... no sé.

Besos de guerrera

Alex dijo...

empezar y borronear, de eso se trata en definitiva, lástima que la vida no es un borrador y lo que empezás y luego borroneás te va consumiendo la hoja sin llegar a ningún lugar.

microcosmos dijo...

hace mucho que no leía algo con este sabor a lágrima.
me pareció excelente.
lo disfruté, y me caló la piel.