9 de marzo de 2007

.

Temo como temen los paraguas, ese olvido de rincón, ese abandono por un sol.

9 comentarios:

Ren dijo...

“Las cosas no pasan. El olvido es su tiempo. Y yo existo porque recuerdo”.


Quién hubiera pensado que se iba a responder solo?


PD: Muchas gracias por sus palabras, las aprecié mucho.

Alex dijo...

hermoso. me hiciste acordar de un diálogo en Rayuela.

singular dijo...

Olvido de rincón,
reemplazo por uno nuevo,
por uno más pequeño.
por abandono,
por no servir más.
Por un dueño descuidado o distraído.

Lo. dijo...

Los paraguas también sirven como sombrillas.

Lo. dijo...

Explicación tuya mediante, sigo creyendo lo mismo.
Cuando el sol es tan fuerte que no me permite ver las cosas tal cual son, ahí estás vos, mi sombrilla adorada, para ayudarme.
Sos multiuso y te quiero por eso, hermoso soberbio oscurito!

Un besazo

Alejandra dijo...

y encima sin título... pero creo que esa espera tiene su nobleza...

Flor dijo...

Decís tanto en tan pocas palabras...
Saludos.

Alex dijo...

me quedé pensando, habría que retornar a un viejo uso del paraguas: el parasol.

BdA dijo...

si fue abandonado por el sol quizas no por la lluvia... eperemos que no.