31 de mayo de 2007

Alta tensión.

Por ejemplo, la literatura es una de las formas más bellas de saberse equivocado. La mirada de una mujer, una de las más bellas de sentir la soledad. Hay maneras correctas de vivir en el error, no cabe duda. Hay dolores sublimes. Desaciertos generosos. Equivocaciones dulces. Son aquellas, todas aquellas, donde la vida se excita, se inflama, se colma, se desborda. Son esas conmociones espirituales que nos sacan de lugar, que nos dicen que no lo hay más allá del propio. Que se puede estar donde sea. Que se sobrevive. Que nada es posible y que todo lo es. Son los bordes fundadores de las sensaciones y acciones más exquisitas, de la creatividad, de la revolución ad infinitum que vemos manifestarse en toda existencia. Son las provocaciones que hacen que la vida se empecine en seguir viviendo más allá del sentimiento de angustia y muerte que deviene por la racionalización de ese dolor: el fracaso. Pues el fracaso es eso, la racionalización de una vida insignificante. Es decir, de una vida que no puede darle un significado a su existencia más allá del aquí y ahora. Lo cierto, y esto es lo realmente doloroso, es que no lo necesita: si no se tiene dogma se tiene humor, pero la existencia en sí, no depende en absoluto de nuestras interpretaciones, que siempre son hijas de esa profunda certeza, aquella de que se vive en el error. O mucho mejor dicho, de que solo se existe.

Siempre nos sentiremos desterrados. La ignorancia es destierro. Perdón, no, la inteligencia es destierro. Va de nuevo: no saber qué es el destierro es destierro. Tampoco. ¡Ja!

Vivir es la manera incorrecta de morir. Puede ser, no lo sé. Sea como sea, no tengo alternativa. Lo divertido y lo comprometido es en el fondo exactamente lo mismo. Cuando me pongo serio con el chiste, cuando juego con la solemnidad, no consigo nada distinto. Siempre existo así: furioso, calmado, digno, indigno, bello, feo, amoroso, odioso, diestro, siniestro, yo, usted.

15 comentarios:

Alex dijo...

para mí vivir es la única manera de morir, lo quería escribir antes de dispersarme.
Anyway, lo tengo que leer con más detenimiento.
Beso :)

Alex dijo...

significamos nuestra existencia, nuestra experiencia permanentemente. No sé si hay formas correctas o incorrectas, hay maneras particulares, propias con todo lo que ello implica: el desacierto o el acierto, que puede ser juzgado (y la palabra no me gusta) sólo por nosotros mismos. En alguna dimensión muy profunda estamos solos con lo que somos pero queriendo trascender esa soledad.

Alejandra Dening dijo...

Comparto unas líneas que -casualmente- estaba leyendo estos días, quizá le interesen:

"nuestro mayor delito es nacer, ya que todo nacer contiene en sí al morir"

Vivir es un dar la cara a la muerte (...) El vivir consiste en haber sido arrojados al morir, mas ese morir sólo se cumple en y por el vivir.

Octavio Paz, El arco y la lira, capítulo "La revelación poética", editado por el Fondo de Cultura Económica, México.

Profundamente recomendable.

Santiago dijo...

Para Mí vivir plenamente, significa morir y renacer muchas veces, antes de encontrar la muerte definitiva.

Es como el Ave Fenix, resurgimos de nuestro fracasos una y otra vez, quien no lo logre, muere antes de que sea su hora

Achaval Hernandez dijo...

Sigo con la firme intención de organizar los festejos “virtuales” del Día del Comentarista de Blogs.
Hasta hoy, a quienes le comenté la idea (que no fue mi idea, nació de un grupo de comentaristas concurrentes a “Orsai”) no aparecieron mas en la red bloggera; estoy preocupado!, quizás tenga en mi HD uno de esos textos malditos?; o somos presa de alguna confabulación internacional para silenciarnos?.
Por lo tanto, invito y desafío a todos los comentaristas valientes, ateos, desprejuiciados y por que no dementes desquiciados, a difundir la idea.
Les dejo el link, escucho propuestas.

http://15dejuniodiadelcomentarista.blogspot.com/

DIEGO. dijo...

Para el día del comentarista, mirá vos. Y así como así, venís, te metés en mi blog, y no sos capaz de dejar un puto comentario. Un acto que por idiota no llega a ofensivo, pero que sin embargo merece mi desprecio.

Mr. Verloc dijo...

Los cometaristas de blogs son unos pelotudos bárbaros.
Yo estoy desterrado doblemente, en la distancia y en la ignorancia. Aunque no me quejo: mientras tenga para pagar la conexión y la cerveza me conformo.
Diego: Cuantas chicas poéticas lo siguen a usted, lamento que mis interpretaciones sean siempre tan pragmáticas y rudimentarias. Al final voy a tener que leer a Coelho y a Bucay (el chancho plagiador).
Saludos

Chester J. Lampwick dijo...

Si hay un festejo yo no voy. Tengo cosas que hacer.

Saludos.

Mikaelina dijo...

Diego, no sé si es lo que pretendía, pero me ha hecho sonreir su entrada, cargada de humor solemne o chiste serio, total, lo mismo.

Victoria dijo...

què pasa que no hay nada màs actual??


quiero leerte algo ah!


+ besos!

microcosmos dijo...

dualidades. en ellas, alta tensión y, además, constante.
errores o aciertos? generalmente un poco de ambas en cada experiencia. eso me parece delicioso, será que me gusta lo agridulce (y el vino :P)

DIEGO. dijo...

Hace rato que estoy con un relato que me tiene a mal traer.Corrijo, y cambio, y reescribo.Muchas horas mirando una carilla sin encontrar satisfacción. Debe ser porque ando con la filosofía en revolución.Además me puse más obsesivo y exigente con cada línea que escribo y con cada pensamiento que tengo. A ver qué sale. Igual ya lo tengo, creo, casi terminado. Esta semana lo cierro.
Lo más loco de todo, es que una vez subido, no lo voy a leer nunca más. Es impresionante lo descartable que son mis horas.

Love.Sense.And.End.

Iota dijo...

Yo creo que en la vida todo tiene su lugar y si no lo tiene hay que hacerselo; tanto los buenos sentimientos como los malos deben ser acogidos, ya sea por necesidad o por decisión.
Tal es la esencia de lo sublime.

Muchas gracias por el artículo que me dejaste en el blog sobre Wittgenstein. Como dije ahí, planeo seguir escribiendo por sobre el formato blog. Si te interesa acceder a esos escritos por favor mandame un mail con una dirección de e-mail a ukhronia@gmail.com

Muchas gracias nuevamente y disculpa las molestias.

Alejandra Dening dijo...

Pero Diego, ¡por Dios!

Si este último comentario
tiene la impronta de un post.

¿Estás así de quisquilloso con todo?

Vamos hombre,
deja correr la pasión.

(que ella es la única incorregible)

Mr. Verloc dijo...

A mi me pasa algo parecido Diego.
Pero ya le compré Boligoma a Don José y me preparo a pegar todos mis cometarios (tienen copyright) en un post enorme.

Total , casi todo el mundo lee la primera y la última linea de los artículos.
Le paso un adelanto de mi texto (para no repetir "post" y "artículo"). Aquí va:

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se componte de un número indefinido, y tal vez infinito...


* comentarios pegados con boligoma


...nuestra mente es porosa para el olvido; yo mismo estoy falseando y perdiendo, bajo la trágica erosión de los años, los rasgos de Beatriz."

Pd. Estas dos lineas también tienen copyright.